Una historia narrada en otra lengua

La identidad de un pueblo se fortalece a través del reconocimiento de su pasado y su presente, de sus valores y tradiciones que pasan de generación a generación gracias al idioma. Panamá reconoce las lenguas maternas y los alfabetos de siete pueblos originarios: kuna, emberá, wounán, ngabe, naso tjerdi , buglé, y bri bri. Con la recreación de cuentos aborígenes y el empleo de glosario simbólico en lenguas maternas este proyecto busca despertar mayor interés hacia las culturas aborígenes y el respeto a sus formas de vida.